CAUSA Y EFECTO la sexta Ley Universal del Kybalion

Escuchar este post. Elige la velocidad adecuada

Ley de Causa y Efecto de El Kybalion

La Ley de Causa y Efecto en el libro El Kybalion

Este principio, también denominado Ley de la atracción o Ley del Karma, explica la verdad de que toda causa tiene su efecto y todo efecto tiene su causa.

Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la Ley; la suerte no
es más que el nombre que se le da a la Ley no reconocida.

Hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a la Ley.

El Kybalion

Dicho de otra manera, nada sucede por casualidad y todo ocurre conforme a la Ley Universal de Causa y Efecto. Todo acontecimiento ocurre como consecuencia de otro acontecimiento anterior.

La Filosofía Hermética conoce los métodos a través de los cuales se puede ascender más allá del plano ordinario en el que se producen los efectos más bajos y, al alcanzar el plano superior, éstos se convierten en causas en vez de efectos.

La masa se deja llevar por el medio ambiente o por los deseos y voluntades de los demás si éstos son superiores a los suyos.

Somos arrastrados por los efectos como robots en nuestras vidas, pero los Maestros herméticos dominan las particularidades del plano superior de Causa y Efecto al haberlo alcanzado, convirtiéndose así en dirigentes en vez de dirigidos.

Utilizan el principio en lugar de ser sus instrumentos y ayudan a las masas en el juego de la vida en lugar de ser ellos los jugadores o los robots movidos por voluntades ajenas.

Los Maestros obedecen a lo causativo de los planos superiores respetando la Ley Universal de Causa y Efecto, pero ayudan en la regulación y el gobierno de su propio plano.

Relación entre la Ley de Causa y Efecto, la Ley de la Atracción y la Ley del Karma

La relación entre el Principio de Causa y Efecto, la Ley de la Atracción y la Ley del Karma es un tema interesante que ha sido abordado desde diferentes perspectivas filosóficas y espirituales.

Veamos las especificaciones para cada una de ellas y los nexos que las unen:

Ley de la Atracción

La Ley de la Atracción es un concepto que sostiene que «lo similar atrae a lo similar», es decir, que nuestras experiencias y circunstancias de vida son el resultado de nuestros pensamientos y emociones.

Según esta ley, si mantenemos pensamientos positivos y enfocamos nuestra energía en lo que queremos manifestar en nuestra vida, atraeremos experiencias y situaciones positivas.

Ley del Karma:

En el contexto del budismo y otras tradiciones espirituales, el karma se refiere al principio de causa y efecto moral, donde nuestras acciones pasadas influyen en nuestras experiencias y circunstancias actuales, y nuestras acciones presentes influirán en nuestras experiencias futuras.

El karma implica que nuestras acciones éticas y morales tienen consecuencias, ya sea en esta vida o en futuras reencarnaciones.

La relación entre estos conceptos radica en su énfasis en la conexión entre nuestras acciones, pensamientos y experiencias.

Mientras que el Principio de Causa y Efecto es una concepción más general que abarca todos los eventos en el Universo, la Ley de la Atracción y la Ley del Karma se centran específicamente en cómo nuestras acciones y pensamientos individuales influyen en nuestras vidas.

Se podría argumentar que la Ley de la Atracción y la Ley del Karma son aplicaciones específicas del Principio de Causa y Efecto en el ámbito de la moralidad y la manifestación personal.

Todas estas ideas sugieren que somos responsables de nuestras acciones y que nuestras elecciones tienen consecuencias, ya sea en forma de experiencias positivas o negativas.

Ciencia y Principio de Causa y Efecto

La Ciencia moderna también reconoce y opera bajo el Principio de Causa y Efecto, aunque puede tener un enfoque diferente al del Hermetismo.

En la Ciencia, el Principio de Causa y Efecto establece que cada evento o fenómeno observable tiene una causa que lo precede y un efecto que lo sigue.

Pero la Ciencia también busca comprender las relaciones causales entre diferentes variables y fenómenos, lo que a menudo implica la realización de experimentos controlados para determinar si existe una relación causal entre dos o más variables.

Afinidades entre la Ciencia y el Principio de Causa y Efecto

El hecho de que haya ocasiones en que llamamos casualidad a algún suceso, la verdad es que obedece a que sólo es el efecto de una causa no conocida o percibida.

Esto lo sabe la Ciencia desde hace muchos años y ya fue anunciado por los instructores herméticos en los tiempos antiguos.

Si bien han surgido diferencias y disputas entre las varias escuelas de pensamiento, éstas han girado mayormente alrededor de los detalles sobre el funcionamiento del Principio que nos ocupa, así como sobre el significado de determinados términos.

El Principio de Causa y Efecto del Kybalion ha sido aceptado como correcto por todos los auténticos pensadores del Mundo. Negarlo sería sacarlo del Universo para pasar a denominarlo casualidad.

Y si sacamos algo del Universo, lo sacamos del Todo, lo cual es imposible debido al carácter total del mismo. Todo en el Todo está sujeto a La Ley de Vida.

Aceptar la casualidad como efecto significa que no podemos comprender sus causas.

En definitiva, el Principio de Causa y Efecto es fundamental tanto en el Hermetismo como en la Ciencia, aunque puede ser abordado de manera diferente en cada contexto.

Mientras que el Hermetismo puede enfocarse en aspectos metafísicos y espirituales, la Ciencia se centra en la observación empírica y el análisis racional para comprender las causas y efectos en el mundo natural.

Funcionamiento del Principio de Causa y Efecto del Kybalion

Es tal su inmanencia y su existencia en todo lo creado, que hasta el resultado de una tirada de dados está basado, como efecto, en una serie de causas como la fuerza muscular al tirarlos, el rozamiento del tapete, etc.

El encadenamiento de estas causas en múltiples ocasiones obra en el número que debe mostrar el dado en su cara superior al detenerse.

Un seguimiento de las mismas -ardua tarea por otro lado- concluiría en el conocimiento del resultado de la tirada.

Lo mismo pasa si se arroja una moneda al aire, de manera que al hacerlo un gran número de veces las caras y las cruces se igualarán.

Las mismas causas producen los mismos efectos. Siempre. Así es por Ley Universal.

Por eso, si quieres cambiar tu vida produce causas que generen los efectos deseados, no pretendas cambiarla si sigues haciendo siempre lo mismo.

Mecánica de la Gran Cadena de Causación del Principio de Causa y Efecto

Mucha gente se queda confusa cuando intentan comprender cómo una cosa puede ser causa de otra, es decir, cómo una cosa puede ser creadora de otra.

Realmente, ninguna cosa puede producir o crear otra. La causa y el efecto se encuentran verdaderamente en los sucesos, siendo cada uno de los mismos un eslabón de la gran cadena creadora de El Todo.

De esta manera, se puede afirmar que existe una relación estrecha, íntima entre todo lo que ha pasado y todo lo que sigue.

Para hacer gráfica la mecánica del Principio de Causa y Efecto podemos poner como ejemplo el vuelo de una partícula de hollín.

Sin pretender ser dogmático ni pedante, es realmente verdad que el vuelo de ese pedacito de hollín responde a una cadena de causas y efectos que han venido produciéndose seguramente a lo largo de años y años.

Alguien un día plantó un árbol o se produjo la germinación por causas espontáneas naturales. La tierra le aportó sus nutrientes tras haber transmutado restos animales o minerales en su seno.

La lluvia a lo largo del tiempo regó el árbol y produjo su crecimiento. Además, podemos analizar las causas de la lluvia, la existencia de los nutrientes en ese espacio concreto de tierra..

En algún momento alguien cortó el árbol para hacer leña con la que poder calentarse en invierno y ésta al arder generó partículas de hollín, una de las cuales aparece ahora delante de nosotros debido al viento adecuado para que eso suceda.

Resumiendo, entraríamos en un laberinto de causas y efectos del que nos resultaría muy difícil salir.

Nada sucede por casualidad. Todo sucede por causalidad.
La Gran Cadena de Causación no tiene fin debido a la constante cocreación que se produce en el Todo.

¿Qué es La Gran Cadena de Causación?

La Gran Cadena de Causación es un concepto que se encuentra en diversas tradiciones filosóficas y religiosas, y está relacionado con el Principio de Causa y Efecto.

En su forma más básica, la Gran Cadena de Causación sugiere que todos los eventos y fenómenos en el Universo están interconectados a través de una cadena infinita de causas y efectos.

En la filosofía budista, por ejemplo, la Gran Cadena de Causación se expresa en la enseñanza del Pratītyasamutpāda, que describe cómo todos los fenómenos están condicionados por causas y condiciones previas y, a su vez, actúan como causas y condiciones para otros fenómenos.

Esta enseñanza es fundamental para comprender el concepto de karma en el budismo, donde las acciones de una persona tienen consecuencias que afectan su presente y su futuro.

Influencia de la Gran Cadena de Causación en Occidente

En la filosofía occidental, la idea de una Gran Cadena de Causación también ha sido explorada por pensadores como los estoicos y los neoplatónicos, así como en la teología cristiana, donde se discute cómo «la voluntad divina y las acciones humanas se entrelazan en una cadena de eventos que conforman la historia y el destino del Universo«.

En resumen, la Gran Cadena de Causación es una concepción metafísica que sugiere que todo en el Universo está conectado a través de una serie interminable de causas y efectos y que el entendimiento y la conciencia de esta interconexión pueden tener implicaciones significativas en nuestras vidas y en nuestra comprensión del mundo.

Fíjate por ejemplo, que esto del árbol que te contaba producirá en tu mente ciertas consideraciones y pensamientos que afectarán a los demás, éstos a otros y sucesivamente sucederá así hasta dónde la mente no puede alcanzar sin perder el juicio.

Todo eso por una partícula de hollín, lo cual también demuestra que no hay nada grande ni pequeño, sino que todo tiene su importancia en la Mente de Quien todo lo creó. Fantástica Mente, no crees?

Influencia del Principio de Causa y Efecto del Kybalion en las personas y utilización en la vida cotidiana

La influencia del Principio de Causa y Efecto en la vida cotidiana es profunda y omnipresente.

Veamos algunas formas en que este Principio puede impactar nuestras vidas y cómo podemos potenciar su integración:

Responsabilidad personal

Reconocer que somos responsables de nuestras acciones y elecciones es fundamental para aplicar este principio en la vida cotidiana. Al comprender que nuestras acciones tienen consecuencias, nos volvemos más conscientes de nuestras decisiones y nos esforzamos por actuar de manera más consciente y deliberada.

Autorreflexión

Practicar la autorreflexión nos permite examinar las causas y efectos de nuestras acciones. Al revisar nuestras experiencias y sus resultados, podemos identificar patrones y tomar decisiones más informadas en el futuro. La meditación y el diario son herramientas útiles para esta práctica.

Tomar decisiones conscientes

Esto es importante. Al comprender que cada acción que tomamos tendrá un efecto, nos volvemos más deliberados en nuestras decisiones. Antes de actuar, podemos considerar las posibles consecuencias y elegir la opción que mejor se alinee con nuestros valores y objetivos a largo plazo.

Cultivar la gratitud y la positividad

Reconocer y apreciar las causas positivas en nuestras vidas nos ayuda a cultivar una actitud de gratitud. Al centrarnos en las causas positivas y buscar activamente el bien en nuestras vidas, podemos generar efectos positivos en nuestro entorno y en nosotros mismos.

Aprender del pasado

Reflexionar sobre nuestras experiencias pasadas nos permite identificar las causas y efectos que han dado forma a nuestras vidas hasta el momento. Al aprender de nuestros errores y éxitos pasados, podemos tomar decisiones más informadas y crear un futuro más positivo.

Integrar el Principio de Causa y Efecto en la vida cotidiana implica, entonces, ser conscientes de nuestras acciones, tomar decisiones deliberadas y aprender de nuestras experiencias.

Al practicar la responsabilidad personal, la autorreflexión y la toma de decisiones conscientes, podemos potenciar este principio y utilizarlo para crear una vida más consciente y satisfactoria.

Conclusiones finales sobre Principio de causa y efecto de El Kybalion

En El Kybalion, el Principio de Causa y Efecto establece que cada causa tiene su efecto correspondiente y cada efecto tiene su causa.

Esto significa que nada sucede por casualidad; todo lo que experimentamos en nuestras vidas es el resultado de causas que lo preceden.

Este Principio nos insta a reconocer que nuestras acciones, pensamientos y emociones tienen consecuencias inevitables.

Al comprender y aplicar este principio, podemos tomar mayor control sobre nuestras vidas, asumiendo la responsabilidad de nuestras elecciones y buscando causas positivas que generen efectos deseados.

Todo pensamiento generado en nuestra mente, todo acto realizado, tiene sus resultados directos e indirectos que se eslabonan coordinadamente en la Gran Cadena de Causación.

Tengamos esto muy en cuenta y valoremos la capacidad que tenemos para crear un Mundo mejor con la sola polarización adecuada del concepto «dejarse arrastrar vs. no dejarse arrastrar».

Más valioso es aún si consideramos las enseñanzas que del Principio de Causa y Efecto del Kybalion hemos compartido aquí. Los efectos de las causas contenidas en nuestros pensamientos y acciones pueden cambiar el devenir de la Humanidad, en mi modesta opinión.

No nos dejemos llevar por las voluntades de los demás y cocreemos una Vida en nuestro querido Planeta en la que fluyan la bondad, la justicia, la equidad y la evolución espiritual como efectos colectivos de nuestras propias voluntades.

Convirtámonos en directores del juego en lugar de ser meras fichas, mediante la elevación por encima de la vida material creando con nuestras acciones las causas que así lo faciliten.

Podemos hacerlo si comprendemos e integramos las Leyes Universales que El Todo creó para regir la Creación, de la cual somos parte importante.

Seamos causas.. en vez de efectos

Más entradas sobre Los siete principios del Kybalion

Deja un comentario