Los Yoga Sutras de Patanjali

Yoga Sutras de Patanjali. La gran expresión de la Ley Universal del Mentalismo.

Dice la Wikipedia sobre Patanjali:

«Patanshali fue un pensador hindú cachemiro, autor del Yoga-sutra, importante texto sánscrito compuesto por aforismos (sutras) acerca del yoga. Probablemente vivió en el siglo II  d. C., aunque este dato no se puede establecer claramente.

Pata significa ‘caído [del cielo]’ y añjali describe el gesto de plegaria de las manos juntas por las palmas»

Extensa información sobre los Yoga Sutras de Patanjali.

Introducción

Los Yoga Sutras de Patanjali en formato escrito. Esto ayuda a fijar en la memoria los conceptos fundamentales que conforman la Meditación.

También lo hago con el ánimo de que puedan acceder al mismo las personas que no ven, pudiendo escuchar lo escrito a través del audio incrustado o siguiendo el escrito bajo el sistema de escritura-voz de Ley de Vida.

Los Yoga Sutras de Patanjali (fonéticamente, en Castellano debe pronunciarse  «Patànjali») son las declaraciones básicas, fundamentales, firmes, contundentes y verdaderas, que conforman la esencia de la meditación.

Fuente de audio: Podcast Caminos de Consciencia, al cual agradezco enormemente la realización de este audio que transcribo en forma literal para que quede escrito.

«Los Sutras de Patanjali son la principal fuente dentro de la doctrina del Yoga. En el Hinduismo existe el término Dárshana que hace referencia a una doctrina/visión espiritual y el Yoga forma una de las 6 existentes:

  1. Vedanta
  2. Yoga
  3. Sankhia
  4. Mimansa
  5. Niaiá
  6. Vaisesika.»

Recomendación

Con el fin de entender a priori el espíritu de estos decretos se puede adoptar el símil de lo que representa la Declaración de los Derechos Humanos con respecto a la Constitución de cualquier país o ésta última respecto de las Leyes emanadas de sus decretos.

Para una mejor comprensión de algunos Sutras, asóciense o sustitúyanse mentalmente los siguientes términos por los propuestos:

  1. Conocimiento = Cognición
  2. Autocontrol = Atención

YOGA SUTRAS DE PATANJALI

LIBRO 1:  Samadhi Pada (Libro de la interiorización)

Sutra 1:   Aquí queda declarada la enseñanza para alcanzar el Yoga

Sutra 2:   El Yoga se alcanza por medio del control de los movimientos de la Conciencia.

Sutra 3:   Cuando logra esto, el observador queda asentado en su Naturaleza Esencial.

Sutra 4:   En cualquier otro caso, permanece identificado con los movimientos mentales.

Sutra 5:   Estos movimientos mentales son de cinco tipos y unos son positivos y otros negativos.

Sutra 6:   Y son:

  1. El Conocimiento verdadero
  2. El Conocimiento falso
  3. Lo que la mente concibe
  4. El sueño profundo
  5. La memoria

Sutra 7:   El Conocimiento verdadero se alcanza por percepción directa, por deducción lógica o por tradición.

Sutra 8:   El Conocimiento falso consiste en una mala comprensión que no se corresponde con la naturaleza real de las cosas.

Sutra 9:   Las concepciones de la mente proceden de un conocimiento lingüístico que carece de correspondencia con la Realidad.

Sutra 10:   El sueño profundo consiste en la sensación de carencia de existencia.

Sutra 11:   La memoria se debe a que el objeto percibido no desaparece por completo.

Sutra 12:   Estos movimientos pueden ser detenidos por medio de la práctica específica y el desapasionamiento.

Sutra 13:   La práctica específica es el esfuerzo que se realiza con miras a esa detención.

Sutra 14:   Pero solo logra su objeto si se ejercita largo tiempo, correcta e ininterrumpidamente.

Sutra 15:   El desapasionamiento consiste en la conciencia de control que posee todo aquel que no experimenta deseo por lo visto o revelado.

Sutra 16:   El que alcanza la completa comprensión del Ser verdadero, alcanza el Supremo y tal comprensión se hace manifiesta por la total indiferencia hacia los atributos de la materia.

Sutra 17:   La estabilización interior consciente se alcanza por medio de reflexiones sobre la Realidad, grosera o sutil, por medio de la alegría o por conciencia de existencia individual.

Sutra 18:   Más este estado puede llevarse más allá de la Conciencia si prima el esfuerzo por la vía de la renuncia, de modo que en la Conciencia tan solo queden vestigios.

Sutra 19:   El estado de los seres desencarnados y de los disueltos en la Materia Primordial se basa en su persistencia en experimentar su Esencia.

Sutra 20:   Los otros, los yoguis, alcanzan tal estado por vía de la Fe, la energía, la vigilancia, la interiorización y la Sabiduría.

Sutra 21:   Este estado es afín a los que practican intensamente.

Sutra 22:   La interiorización, más allá de la Conciencia, presenta diversos grados según si la práctica del yogui es leve, moderada o intensa.

Sutra 23:   Tal interiorización también es afín a los que se abandonan en lo Absoluto.

Sutra 24:   Que consiste en una individualización específica que se mantiene indiferente ante el dolor y ante las consecuencias inmediatas o remotas de la acción.

Sutra 25:   Donde reside potencialmente el Grado Supremo de Sabiduría.

Sutra 26:   Que es Maestro por excelencia al no estar determinado en el tiempo.

Sutra 27:   Que debe ser nombrado por su designación más elevada.

Sutra 28:   Cuya propia reiteración evoca su significado.

Sutra 29:   Así se alcanza la interiorización de la Conciencia y la desaparición de los obstáculos.

Sutra 30:  La dispersión de la mente se debe a estos obstáculos:

  • enfermedad
  • indolencia
  • duda
  • desaliento
  • pereza
  • desbordamiento mental
  • confusión
  • ineptitud para lograr un cierto grado de evolución
  • ineptitud para conservarlo

Sutra 31:   La dispersión mental trae consigo dolor, depresión, nerviosismo y respiración alterada.

Sutra 32:   Para evitar todo esto es preciso el esfuerzo encauzado a lograr la estabilidad en una sola Entidad.

Sutra 33:   La paz de la Conciencia se consigue mediante la producción de simpatía, compasión, alegría y justicia sobre todas las cosas, ya sean felices, desventuradas, virtuosas o deshonestas.

Sutra 34:   Y mediante la retención y la expulsión del aliento.

Sutra 35:    Y mediante la percepción continuada del objeto con una mente estable.

Sutra 36:   Pues, en ese caso, la percepción es luminosa y ajena al sufrimiento.

Sutra 37:   Y mediante la orientación de la Conciencia hacia aquellos que han alcanzado la liberación del deseo.

Sutra 38:   Y mediante la fundamentación de la Conciencia en el Conocimiento obtenido durante el sueño.

Sutra 39:   Y mediante la Meditación centrada en las cosas agradables.

Sutra 40:   Entonces, cuando la Conciencia alcanza la paz, su poder abarca desde lo más ínfimo a lo más grandioso.

Sutra 41:   Cuando los movimientos mentales han sido desterrados de la Conciencia, entonces tanto el conocimiento como el objeto conocido se reflejan en la Conciencia que, como si se tratase de una joya transparente, es coloreada por ellos y esta coloración constituye la identificación última entre el interior y el exterior.

Sutra 42:   Entonces, por esa identificación, ante una Realidad grosera la reflexión establece una mescolanza entre la idea del sonido apropiado a esa Realidad, su significado concreto y la comprensión de la misma.

Sutra 43:   Y tras la completa purificación de la memoria, la reflexión, yendo más allá de esa Realidad grosera, la despoja de su propia naturaleza y descubre la cosa en sí.

Sutra 44:   Del mismo modo operan la reflexión y la ultra reflexión ante una Realidad sutil.

Sutra 45:   Por eso, la sutileza de los objetos es indefinida.

Sutra 46:   Sin duda, estas identificaciones son interiorizaciones profundas con semilla.

Sutra 47:   La claridad del Ser interior se hace manifiesta por la transparencia ultra reflexiva sobre la Realidad sutil.

Sutra 48:   Ante tal transparencia, la penetración intuitiva es verdadera.

Sutra 49:   Y su dominio es distinto al del conocimiento intuitivo logrado por la tradición y la deducción, pues la finalidad de éstas es lo particular.

Sutra 50:   El efecto potencial surgido de esta intuición supone la inhibición de cualquier otro efecto potencial.

Sutra 51:   Cuando este efecto potencial también es inhibido, tiene lugar la interiorización profunda sin semilla, pues entonces son inhibidos todos los contenidos de la Conciencia.

LIBRO 2:  Sadhana Pada (Libro de la práctica)

Sutra 1:   La autodisciplina, el estudio de sí mismo y el desprendimiento, son las acciones necesarias para alcanzar el Yoga.

Sutra 2:   Su fin es provocar la interiorización Suprema y reducir las causas de aflicción.

Sutra 3:   La ignorancia esencial, la conciencia de existencia, la pasión, el rechazo incontrolado y el instinto de supervivencia son las cinco causas de aflicción.

Sutra 4:  La ignorancia esencial es la tierra de la que brotan las otras cuatro y se encuentran en ella en estado potencial, de forma atenuada, de forma subyugada, o en estado activo.

Sutra 5:  La ignorancia esencial considera permanente, puro, placentero y real lo que es perecedero, impuro, doloroso e irreal.

Sutra 6:    La conciencia de existencia individual consiste en la identidad entre las energías del observador y de la observación.

Sutra 7:   El deseo es el fundamento de las experiencias placenteras.

Sutra 8:   El rechazo es el fundamento de las experiencias dolorosas.

Sutra 9:   El instinto de supervivencia, por su propia naturaleza fluida,  arraiga incluso en el sabio.

Sutra 10:   Estas causas pueden evitarse, en su manifestación sutil, mediante un proceso de involución.

Sutra 11:   Y los procesos mentales ligados a ellas pueden ser evitados por vía de la Meditación.

Sutra 12:   Las causas de aflicción son el fundamento de todas las acciones cometidas y sus efectos pueden manifestarse en la vida presente o en la futura.

Sutra 13:   Existiendo la raíz, existen sus consecuencias, las cuales se hacen manifiestas en una existencia terrenal, más o menos larga, y son inscritas en un determinado entorno social capaz de procurar las experiencias adecuadas.

Sutra 14:   Los efectos complacientes o dolorosos vienen causados por acciones positivas o negativas.

Sutra 15:   El de recta visión sabe que  todo es dolor causado por los sufrimientos debidos al continuo cambio, la predestinación, los condicionamientos heredados, el conflicto causado por los movimientos de las cualidades de la materia.

Sutra 16:   Debe evitarse el dolor aún no brotado.

Sutra 17:   La raíz de lo que debe ser evitado se halla en el vínculo entre el que ve y lo que ve.

Sutra 18:   La inclinación hacia lo luminoso, la acción, la indiferencia, permite que lo visible tome forma por la concurrencia de los elementos y la percepción de los sentidos, cuya finalidad es lograr la liberación por medio de su experiencia.

Sutra 19:   La materia concluye en lo particular y lo Universal, en lo móvil y lo inmóvil,

Sutra 20:   El observador que es pura observación, a pesar de su pureza percibe las experiencias.

Sutra 21:   La razón de ser de lo visible radica solo en su sí mismo.

Sutra 22:   Lo visible desaparece para quien aprende su significado, pero permanece por ser común.

Sutra 23:   El vínculo entre el que ve y lo que ve tiene su razón de ser en la penetración, en la auténtica naturaleza de las energías de ambos.

Sutra 24:   La raíz de este vínculo es la ignorancia esencial.

Sutra 25:   Con la disolución de ésta se disuelve el vínculo y esta disolución es la renuncia, el aislamiento trascendental de la observación.

Sutra 26:   Para lograr esta disolución es preciso un conocimiento discriminativo firme.

Sutra 27:   El que lo posee se encuentra al final de los siete pasos de la intuición trascendental.

Sutra 28:   La práctica ininterrumpida de las partes del Yoga destruye las impurezas y arroja una luz creciente de Sabiduría sobre el conocimiento discriminativo.

Sutra 29:   Las ocho partes del Yoga son:

  1. la conducta social
  2. la conducta personal
  3. las posturas
  4. el control de la Energía Fundamental
  5. la abstracción sensorial
  6. la concentración
  7. la Meditación
  8. la interiorización profunda

Sutra 30:   La conducta social consiste en no causar daño alguno, ser sincero, no robar, ser moderado en los placeres sensuales y poseer lo justo y necesario.

Sutra 31:   Esta conducta es un deber fundamental y debe cumplirse siempre, más allá de las circunstancias, la posición social, el lugar, el momento.

Sutra 32:   La conducta personal contempla la pulcritud, la complacencia, la disciplina, el estudio de sí mismo y la sumisión a lo Absoluto.

Sutra 33:   A fin de desterrar cualquier cosa que pueda interferir esta conducta,  es aconsejable ejercitarse en las acciones opuestas a las interferencias.

Sutra 34:   Estas interferencias, como son causar daño o cosas parecidas,  ya se trate de hechos consumados, ya se trate de inclinaciones a cometerlos, ya sean hechos aceptados, ya sean fruto de la codicia, de la ira o de la ligereza,  ya sean leves, medios o intensos, conducen a un dolor sin fin y a la ignorancia. Por eso es preciso ejercitarse en sus opuestos.

Sutra 35:   Cuando la inclinación a no causar mal alguno quede firmemente establecida en el yogui, queda relegada de su persona toda enemistad.

Sutra 36:   Cuando la sinceridad quede firmemente establecida en el yogui, tanto sus obras como sus efectos dependerán tan sólo de él.

Sutra 37:   Cuando la honradez queda firmemente establecida en el yogui, brotan para él toda suerte de riquezas.

Sutra 38:   Cuando la moderación en los placeres sensuales quede firmemente establecida en el yogui, le sobreviene una gran fortaleza.

Sutra 39:  Cuando la inclinación a poseer lo justo y necesario queda firmemente establecida en el yogui, está en vías de comprender el porqué de su existencia.

Sutra 40:  La pulcritud conlleva el distanciamiento del propio cuerpo y el aislamiento social.

Sutra 41:   Y proporciona purificación mental, alegría, vigilancia, control de los sentidos y capacidad de auto observación.

Sutra 42:   La complacencia proporciona la felicidad perfecta.

Sutra 43:   La autodisciplina destruye las impurezas y perfecciona el cuerpo y los sentidos.

Sutra 44:   El estudio de sí mismo conlleva la reunión con la Deidad que la devoción contempla.

Sutra 45:   Por la sumisión a lo Absoluto se alcanza la interiorización Suprema.

Sutra 46:   La postura debe ser firme y placentera.

Sutra 47:   Y se consigue por relajamiento de la tensión y por la identificación entre el Yo interno pacificado y El Infinito.

Sutra 48:   Así se logra la unidad de los contrarios.

Sutra 49:   Después se debe controlar la Energía Fundamental por la interrupción del flujo respiratorio.

Sutra 50:   Es preciso controlar el interior, el exterior y el movimiento respiratorio, que debe ser suspendido teniendo presentes el espacio que recorre, el tiempo que invierte en ello y el número de inhalaciones y exhalaciones, convirtiendo el proceso en un movimiento prolongado y sutil.

Sutra 51:   La cuarta cosa que debe ser controlada, trasciende lo interno y lo externo.

Sutra 52:   Así queda destruido el velo que oculta la Luz.

Sutra 53:   Y el yogui queda habilitado para concentrar su mente.

Sutra 54:   La abstracción sensorial es como una imitación de la auténtica naturaleza de la Conciencia, pues los órganos de los sentidos quedan desconectados de sus objetos.

Sutra 55:   Logrando con ello la completa sumisión de los sentidos.

LIBRO 3:  Vibhuti Pada (Libro de las manifestaciones)

Sutra 1:   La concentración consiste en fijar la mente en un solo punto.

Sutra 2:   La Meditación consiste en el sostenimiento prolongado de la vivencia en el estado de concentración.

Sutra 3:   La interiorización profunda se da en ese preciso instante, con el objeto en sí como único contenido en la Conciencia, como si el vacío fuese su auténtica y única naturaleza.

Sutra 4:   Estas tres afirmadas en un mismo objeto conforman el control mental.

Sutra 5:   Cuyo dominio concede Sabiduría.

Sutra 6:   El control de la mente se practica por etapas.

Sutra 7:   La concentración, la Meditación y la interiorización profunda son etapas internas respecto a las anteriores.

Sutra 8:   Pero son externas respecto a la interiorización profunda sin semilla.

Sutra 9:   La renuncia surge al contener la mente, pues entonces los impulsos subliminales externos desaparecen y aparecen los internos.

Sutra 10:   La homogeneidad con que emana la renuncia es debida al impulso subliminal.

Sutra 11:   Para alcanzar la interiorización profunda es preciso suprimir todo lo que pueda distraer a la mente y evitar que la atención se disperse.

Sutra 12:   En este instante tiene lugar la identificación entre la idea que se reprime y la idea que aparece, y en esto consiste la transformación unidireccional.

Sutra 13:   Del mismo modo, quedan descritos los cambios en la forma, el tiempo y el estado con respecto a los elementos y los sentidos.

Sutra 14:   La sustancia inmutable es lo que permanece tras la forma que desaparece, la que surge y la indeterminada.

Sutra 15:   Las distintas transformaciones son debidas a la diversidad de sucesiones.

Sutra 16:   El control de la mente examinando los tres tipos de cambio, formal, temporal y de estado, proporciona el conocimiento del pasado y del futuro.

Sutra 17:   Por medio del autocontrol es posible discernir entre las distintas impresiones que produce el sonido, rescatando el significado y las ideas diferenciales que por lo general se confunden entre si, y proporcionando un conocimiento  sobre los sonidos de todos los elementos.

Sutra 18:   El impulso subliminal proporciona una percepción directa que otorga un conocimiento de las vidas anteriores.

Sutra 19:   El autocontrol permite la percepción del pensamiento ajeno, proporcionando el conocimiento de la sustancia mental del otro.

Sutra 20:   Aunque no proporciona el conocimiento del fundamento del pensamiento ajeno, pues tal fundamento no era el objeto del autocontrol.

Sutra 21:   El autocontrol sobre el propio cuerpo detiene la energía que lo hace visible, estableciendo una separación entre los ojos ajenos y la Luz desprendida por el cuerpo, proporcionando invisibilidad. También así se explica que el yogui pueda lograr no ser oído por los otros.

Sutra 22:   El autocontrol sobre la causa, ya sea de efecto inmediato o remiso, así como el autocontrol sobre los signos premonitorios, proporciona conocimiento sobre el fin último.

Sutra 23:    El autocontrol sobre la cordialidad refuerza esta cualidad.

Sutra 24:   El autocontrol sobre la propia fuerza otorga la fuerza del elefante.

Sutra 25:   El autocontrol sobre la Luz de la Inteligencia, fijado entre el punto en el punto de fusión entre el que observa y lo observado, proporciona el conocimiento de lo sutil, lo oculto y lo lejano.

Sutra 26:   El autocontrol proyectado sobre el Sol otorga conocimiento sobre el Cosmos.

Sutra 27:   El autocontrol proyectado sobre la Luna otorga conocimiento sobre el orden estelar.

Sutra 28:   El autocontrol proyectado sobre la inmutable Estrella Polar otorga conocimiento sobre el movimiento de las estrellas.

Sutra 29:   El autocontrol proyectado sobre el centro de energía del vientre otorga conocimiento sobre el sistema corporal.

Sutra 30:  El autocontrol proyectado sobre la cavidad de la garganta inhibe el hambre y la sed.

Sutra 31:  El autocontrol proyectado sobre el conducto de la tortuga otorga estabilidad.

Sutra 32:   El autocontrol sobre la Luz emplazada en la coronilla otorga la visión de los Seres perfectos.

Sutra 33:  El autocontrol proyectado sobre el corazón otorga la comprensión de la mente.

Sutra 34:   Todos estos conocimientos también son otorgados por la iluminación instintiva.

Sutra 35:   La experiencia es el resultado de la identificación del sí mismo con la Luz de la Inteligencia, aunque ambos sean radicalmente distintos. El autocontrol proyectado sobre lo que existe para otro y lo que existe para sí, otorga el conocimiento del sí mismo trascendental.

Sutra 36:   De este modo se alcanza la Iluminación instintiva, el completo dominio del oído, el tacto, la vista, el gusto y el olfato.

Sutra 37:   Este dominio es una conquista de la Conciencia activa, pero supone un obstáculo para alcanzar la interiorización profunda.

Sutra 38:   Por medio del autocontrol, las causas de los vínculos son debilitadas y se obtiene con ello un conocimiento sobre la transferencia, de modo que la mente puede entrar en otro cuerpo.

Sutra 39:   El control de la energía ascendente procura el ascenso del cuerpo sutil tras la muerte física y permite no ser afligido por el agua, el barro ni las espinas.

Sutra 40:   El control del aliento regulador otorga al cuerpo Luz inagotable.

Sutra 41:   El autocontrol proyectado sobre el punto de unión que existe entre el espacio vacío y el sentido del oído, permite que cualquier cosa pueda ser escuchada.

Sutra 42:   El autocontrol proyectado sobre el vínculo de unión entre el espacio vacío y el cuerpo, por medio de una identificación entre el Yo interior con la ligereza del algodón, otorga ingravidez.

Sutra 43:   Por el profundo proceso mental desplegado sin concurso del cuerpo, el velo que oculta la Luz se disgrega.

Sutra 44:   El autocontrol proyectado sobre la forma física, la Naturaleza Esencial,  la forma sutil, su unión y su sentido, otorga el dominio de los elementos.

Sutra 45:   De este modo, al alcanzarse la independencia del aspecto formal y cambiante, se adquiere la facultad de empequeñecerse.

Sutra 46:   Esta perfección corporal consiste en la adquisición de una nueva forma, provista de graciosos movimientos y de una fuerza y firmeza colosales.

Sutra 47:   El autocontrol proyectado sobre la aprehensión, sobre la auténtica Naturaleza, sobre la individualidad, su interrelación y su significado, otorga el dominio de los sentidos.

Sutra 48:   Y tal dominio permite la transmigración espontánea de la mente, la percepción más allá de los sentidos y la conquista de la Materia Primordial.

Sutra 49:   La hegemonía sobre todos los estados de existencia y el Conocimiento Absoluto, sólo pueden alcanzarse discriminando entre la Luz de la mente y el sí mismo.

Sutra 50:   Y por el desapego que resulta del conocimiento discriminativo, se destruye la fuente de imperfección y se alcanza el aislamiento trascendental.

Sutra 51:   La inclinación hacia la consideración social ocasiona la aparición del orgullo y el regreso de los obstáculos.

Sutra 52:   El autocontrol proyectado sobre un instante y sobre la sucesión consecutiva de instantes otorga el conocimiento discriminativo.

Sutra 53:   Este conocimiento permite distinguir entre los objetos similares que no permiten ser discriminados ni por su posición, ni por su aspecto temporal, ni por sus circunstancias externas.

Sutra 54:   El conocimiento discriminativo consiste en un conocimiento trascendente, caracterizado por tener un único objeto en el que están englobados la totalidad de los objetos, por ser un medio en el que está englobada la totalidad de los medios y por englobar en un solo instante todos los instantes.

Sutra 55:   El aislamiento trascendental tiene lugar cuando se alcanza la absoluta pureza de la Luz de la mente y del sí mismo.

LIBRO 4: Kaivalya Pada (Libro del aislamiento trascendental)

Sutra 1:   Las actitudes sobrenaturales pueden ser innatas o adquiridas por el consumo de hierbas, o por medio de encantamientos, o por vía ascética, o por interiorización profunda.

Sutra 2:   Las transformaciones que experimentan las especies  son el resultado del continuo fluir de la Naturaleza.

Sutra 3:   La Inteligencia no transforma la Naturaleza, sino que modifica los obstáculos como si se tratase de un campesino.

Sutra 4:   Las Conciencias individualizadas son fruto de la Conciencia de Existencia.

Sutra 5:   El único fin de la mente es gobernar la actividad de las Conciencias.

Sutra 6:   La Conciencia surgida de la meditación queda liberada por completo del rastro de las impresiones recibidas.

Sutra 7:   Las acciones del yogui no son ni brillantes ni oscuras. Las de los otros son de tres tipos.

Sutra 8:   Pues en estos últimos los deseos latentes acaban por manifestarse plenamente en su momento preciso y de acuerdo a sus constituyentes fundamentales.

Sutra 9:   Las impresiones subliminales, que se distinguen entre sí por género, lugar y tiempo, se suceden lógicamente, pues su naturaleza es similar a la memoria.

Sutra 10:   Ahora bien, carecen de principio pues el deseo que conciben es eterno.

Sutra 11:   Y sólo desaparecen cuando desaparece el punto crucial entre causa y efecto y entre objeto y soporte.

Sutra 12:   La naturaleza del pasado y del futuro no se distingue de la naturaleza del presente. La manifestación de una u otra depende tan sólo del estado del punto crucial.

Sutra 13:   Las cualidades de los objetos, manifiestas o no, dependen de los constituyentes esenciales.

Sutra 14:   La diversidad en la naturaleza esencial de las cosas es debida a que cada cambio en los constituyentes esenciales es único.

Sutra 15:   Cada mente percibe la misma cosa de manera distinta.

Sutra 16:   Si la mente no discriminase cada objeto concreto.. ¿Cómo sería posible determinar de qué objeto se trata?

Sutra 17:   Así pues, la cosa es conocida o desconocida según afecta a la mente.

Sutra 18:   El Sí mismo, por ser inmutable, es conocedor de todos los procesos de la mente.

Sutra 19:   Por lo tanto, la mente no se percibe a sí misma pues ella misma es percibida.

Sutra 20:   Así pues, la mente no tiene conciencia de todo.

Sutra 21:   Si lo que se conoce pudiese ser conocido por una producción de la mente, sería también conocido por producciones sucesivas de la mente y se crearía una confusión entre los recuerdos latentes.

Sutra 22:   El observador toma conciencia de la idea de sí mismo cuando la capacidad discriminativa toma conciencia de su propia forma.

Sutra 23:   Cuando la mente alcanza la uniformidad entre el observador y lo observado, alcanza la totalidad de su significado.

Sutra 24:   Aunque sus movimientos vengan causados por múltiples deseos potenciales, la mente opera para el observador, pues mente y observador están vinculados.

Sutra 25:   La conciencia de ser Uno se disuelve para el que alcanza la diferencia entre el observador y la mente.

Sutra 26:   Entonces, la mente tiende hacia la discriminación y se encamina hacia el aislamiento trascendental.

Sutra 27:   De todos modos, aun entonces aparecen ideas esporádicamente debido a la presencia de impresiones latentes.

Sutra 28:   La eliminación de estas impresiones se logra del mismo modo que se eliminaban los obstáculos.

Sutra 29:   La interiorización profunda con abundancia de virtudes es consiguiente a la Sabiduría nacida del discernimiento en aquellos que renuncian incluso a la búsqueda más profunda.

Sutra 30:   Así quedan eliminados los efectos de las acciones resultantes de las causas de aflicción.

Sutra 31:   Y con la supresión de todo obstáculo e impureza lo comprendido se hace insignificante ante el Conocimiento Infinito.

Sutra 32:   En consecuencia, por la estabilización interior alcanzada y por la aprehensión de su sentido, queda detenido el proceso de transformación de los constituyentes esenciales.

Sutra 33:   La sucesión se opera en cada instante, pero sólo puede ser percibida al quedar detenidas las transformaciones de los constituyentes esenciales.

Sutra 34:   El aislamiento trascendental tiene como fin alcanzar la Conciencia en sí misma, cosa la cual consiste en una involución de los elementos primeros de la Naturaleza que han perdido todo el sentido para el Sí mismo.

Hasta aquí los Yoga Sutras de Patanjali escritos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.